viernes, 4 de diciembre de 2015

La Aguada

Pequeña localidad ubicada a orillas del rio Laja, antiguamente fue un fundo de propiedad de la familia Puffe, inmigrantes alemanes que llegaron en 1895. Don Maximo Puffe Ditmar, quien compró 1600 hectareas de tierras arenosas e infertiles. Cabe destacar que ese lugar era un arido paraje, por lo que Don Máximo se propuso la mision de convertirlo en fertiles tierras. Para ello, abrió un canal de las aguas del Laja para drenar los arenosos suelos. En 1906, instala una hidroelectrica para dotar de energia la lecheria y la fabrica de mantequilla.
Durante las primeras decadas del siglo XX, el fundo tuvo su maximo esplendor, a la lecheria se suma una fabrica de cecinas y quesería, por lo que se convirtió en un esplendoro poblado que contaba con luz electrica propia, casino, almacenes, un cine pionero, una escuela publica, y posteriormente la construccion de una Hosteria en los Saltos del Laja, cercano a un par de kilometros de la localidad.
Si bien del fundo queda muy poco, aún se pueden observar los vestigios de ese esplendoroso pasado.






No hay comentarios:

Publicar un comentario